Poliestireno cotidiano

De poliestireno expandible a expandido

¿Te has preguntado cómo se transforma el poliestireno expandible en artículos del mismo material expandido? Mira un poco más acerca de ello.

por Equipo Laplex

¿Te has preguntado cómo se transforma el poliestireno expandible en artículos del mismo material expandido? Mira un poco más acerca de ello.

Como sabemos, el poliestireno tiene distintos usos y aplicaciones que son útiles en nuestra vida cotidiana, haciéndola mucho más fácil. Para crear algunos objetos y piezas con poliestireno expandido, este debe pasar por un proceso complejo para lograr las propiedades adecuadas y tener artículos de calidad.

Primero, veamos las propiedades físicas del poliestireno, que facilitan este proceso:

  • Resistencia Mecánica: La resistencia a la compresión, flexión, tracción, esfuerzo cortante.
  • Densidad: Misma que guarda una estrecha relación con las propiedades de resistencia mecánica.
  • Aislamiento Térmico: Alta capacidad de aislamiento térmico al frio y al calor.
  • Baja absorción de agua y vapor: Incluso sumergiendo el material completamente en agua los niveles de absorción son mínimos, entre el 1% y 3%.
  • Estabilidad frente a la temperatura: El rango de temperaturas en el que puede utilizarse con total seguridad, sin que sus propiedades se vean afectadas, no tiene limitación alguna por el extremo inferior, sin embargo, en el superior el límite de temperaturas alrededor de los 100ºC para acciones de corta duración, y de los 80ºC para acciones continuadas.
  • Propiedades Químicas: Es estable frente a muchos productos químicos.
  • Propiedades Biológicas: Es imputrescible, no enmohece y no se descompone. 
  • Además, puede servir como aislante contra el fuego en edificios.

El proceso de transformación del poliestireno expandible en artículos acabados de poliestireno expandido transcurre en tres etapas:

Pre-expansión

La materia prima (poliestireno expandible) se calienta en unas máquinas especiales denominadas preexpansores, con vapor de agua a temperaturas aproxiadas de 80 y 110ºC. 

Conforme aumenta la temperatura y el tiempo de exposición, la densidad del material disminuye de unos 630 kg/m3 a densidades que oscilan entre los 10 - 30 kg/m3.

Durante este proceso, las perlas compactas de la materia prima se convierten en unas más ligeras de plástico celular con pequeñas celdillas cerradas que contienen aire en su interior.

Reposo intermedio y estabilización

Al enfriarse las partículas expandidas se crea un vacío interior que es preciso compensar con la penetración de aire por difusión, para de este modo las perlas puedan alcanzan una mayor estabilidad mecánica y mejorar su capacidad de expansión. 

Este proceso se desarrolla durante el reposo intermedio del material pre-expandido en silos ventilados y al mismo tiempo se secan las perlas.

Expansión y moldeo final

En esta última etapa las perlas pre-expandidas y estabilizadas se transportan a unos moldes donde se les comunica vapor de agua, para que las perlas se solden entre sí.

De esta forma se pueden obtener grandes bloques, que posteriormente se mecanizan en las formas deseadas) o productos conformados con su acabado definitivo.